Hoy día esta totalmente aceptado por la comunidad médica que la leche materna es lo mejor para alimentar a tu bebé. A pesar de esto, aún hoy existen dudas y falsos rumores acerca de los beneficios que la lactancia materna aporta a la salud de tu bebé, sobre todo respecto a la inteligencia que desarrollan gracias a ella.

 

Recientemente un nuevo estudio cinentífico ha demostrado que a diferencia de otros estudios similares…

la lactancia materna apenas tiene un impacto sensible en el desarrollo intelectual de los bebés a largo plazo.

Este estudio actual se realizó en Irlanda, y participaron un total de siete mil cuatrocientos niños, a los que se les realizó un estudio continuo de su desarrollo intelectual a partir de los nueve meses desde su nacimiento. Años después, se analizaron las notas e informes de rendimiento de la escuela para recolectar información sobre cada niño, como por ejemplo sus habilidades con el vocabulario, habilidades cognitivas y problemas generales de comportamiento. a los 4 y 6 años.

la lactancia materna no hará más inteligente a tu recién nacido, pero sus beneficios siguen siendo impresionantes

 

El estudio demostró que a los 4 años aquellos niños que habían recibido leche materna durante al menos 6 meses o más tenían menos hiperactividad y más habilidad para desenvolverse ante problemas sencillos. Sin embargo a los seis años las diferencias eran inapreciables entre unos niños y otros.

De todas formas el estudio concluye con que todavía es pronto para elevar a definitiva alguna conclusión, y desde luego existen otros estudios que demuestran que a largo plazo el efecto de la lactancia materna sí que es perdurable en el desarrollo de los bebés. Es cuestión pues de seguir investigando.

Es indudable que todos los médicos e investigadores coinciden en que los beneficios médicos de la lactancia para la madre y su bebé son muy numerosos y están muy bien documentados.

Esta claro pues que los beneficios de la leche materna son incuestionables, aunque no haga más inteligente a tu bebé por sí misma.

Con información de: L.A. Times

 

Déjanos un comentario