Para muchas mujeres las estrías suponen una preocupación durante el embarazo, pero ¿por qué? Por desgracia hay poco que hacer para combatirlas, pero sí podemos actuar para prevenir su aparición o para reducirlas en todo lo posible una vez que han aparecido.

Para algunas mujeres son un símbolo de su maternidad y las lucen con orgullo, aunque para otras sobre todo desde hace unos años, son un “defecto” estético que no les gusta nada. No hay que olvidar que vivimos en un culto a la imagen personal y que sobre la mujer recaen muchas presiones sociales para mantener los cánones de belleza.

Sin embargo es muy posible que a lo largo del embarazo aparezcan estrías en la zona del vientre y los pechos, pues son las zonas que más aumentan de volumen durante la gestación.

Causas de las estrías durante el embarazo

Las estrías son pequeños desgarros en la capa media de la piel, la dermis. Ésta se tensa con rapidez durante el embarazo y provoca las estrías, que son como pequeñas cicatrices de color rosa, colorado o bien morado.

  • La genética juega un papel importante en el caso de las estrías, la probabilidad de que las sufras es mayor si tu madre también las tuvo.
  • Aumentar de peso más de lo deseable durante el embarazo es otra razón que acelera su aparición. Otro motivo más para llevar mantener una dieta equilibrada y saludable.
  • En los casos de un embarazo múltiple o bien de un bebé grande, la probabilidad de que aparezcan estrías es mayor.
  • Las mamás de piel más clara son más propensas a las estrías que las mujeres de piel oscura. Además a las chicas morenas se les notan mucho menos.

Técnicas de prevención anti estrías

Hoy día no existe un tratamiento probado para evitar que aparezcan estrías durante el embarazo. En el mercado existen bastantes cremas y lociones, aunque ninguna garantiza buenos resultados. Es mejor que no gastes tu dinero en productos que sabemos que no van a funcionar.

Tras el parto, las estrías son menosvisibles; cogen un color gris que se disimula mejor con el tono natural de la piel.

consejos y tratamientos contra las estrías durante el embarazo

Sin embargo hay una serie de consejos que podemos ofrecerte para prevenir la aparición de estrías:

Consejos para el día a día:

  • Una dieta que hidrate y alimente la piel.

Elige una dieta nutritiva y saludable para la piel. Esto es, sigue una dieta saludable que ayude y mejore su elasticidad, como por ejemplo muchas espinacas, arándanos, fresas y otras frutas y verduras frescas.

Alimentos con vitamina liposoluble de tipo E, que resguardan las membranas celulares de la piel. Para esto, agregar a la dieta nueces, semillas, aguacate, brócoli y col rizada.

Alimentos o recetas con vitamina liposoluble de tipo A, que ayuda a la reparación de los tejidos de la piel. Comer zanahorias, mango, batata, calabaza y pimiento colorado.

Una dieta rica en omega tres, sostienen el aspecto saludable de la piel. El pescado, aceite de pescado, nueces, huevos y ostras.

  • Hidratarse

Una buena hidratación ayuda a desintoxicar el cuerpo y ayuda a que la piel esté más sana y en consecuencia, con más probabilidades de recobrarse tras el parto.

Para hidratarse bien es aconsejable que se tomen cuando menos ocho vasos de agua al día.

Las frutas y verduras con alto contenido en agua asimismo te ayudarán a mantener una buena hidratación. Las verduras como los pepinos, pimientos frescos y apio. Y ciertas frutas como la sandía y el melón.

  • Ejercicio físico

El ejercicio físico ayuda a que la piel conserve su elasticidad y mejora la circulación. Además ayuda a que no se gane demasiado peso a lo largo del embarazo y sobre todo, para que no lo haga de forma rápida. Esto reduce la probabilidad de que aparezcan estrías.

Tanto el yoga como el pilates son ejercicios ideales para practicarlos durante el embarazo. Consulta siempre con tu médico qué ejercicios puedes realizar con seguridad

  • Aumentar de peso gradualmente

Las estrías aparecen cuando se gana mucho peso en poco tiempo. Sigue los consejos de tu médico y no hagas caso al refrán que dice que “tienes que comer por dos”.

Cuidados de la piel

  • Exfoliar la piel

Exfoliar la piel en seco mejora la circulación y mantiene la piel tersa y sana. Podemos usar un cepillo de fibras naturales. Frotamos la piel desde las piernas hasta la parte superior del cuerpo, prestando atención en aquellas zonas donde están las estrías o bien donde hay mayor probabilidad que aparezcan (vientre, muslos, nalgas, brazos).

  • Productos que dañan la piel

Debemos prestar atención a los productos que empleamos para el cuidado de la piel. Ciertos químicos, como el sulfato, pueden secar la piel y reducir la elasticidad. Intenta utilizar jabones elaborados con aceites naturales que hidraten la piel.

  • Hidratar la piel

Es muy importante que uses una buena crema para hidratar las zonas donde pueden aparecer las estrías.

Tener la piel hidratada va a ayudar a conseguir una mayor elasticidad y reduce la tensión y la picazón que se generan por el estiramiento de la piel

  • Usa protección solar

El sol daña y seca la piel, para los paseos en primavera y las tardes de verano usa protector solar. Lo agradecerás.

Consejos para después del parto

  • Sigue una dieta sana y rica en frutas y verduras frescas, frutos secos y pescado, te ayudarán a mantener tu piel saludable y te ayudarán a recuperarte tras el parto.
  • Es conveniente que bajes de peso de forma gradual y no recurras a dietas estrictas para perder peso en poco tiempo.
  • Aumenta la intensidad y duración del ejercicio físico. Practica algún deporte de cuatro a cinco veces por semana, sobre todo ejercicios de cardio y de fuerza.

 

Tratamiento para las estrías

Tras el parto y la lactancia materna, puedes acudir a la consulta de un dermatologo y llevar algún tratamiento para la supresión o suavización de las estrias. El tratamiento con retinoides y la terapia con láser tienen buenos resultados.

No es conveniente realizar ninguno de éstos tratamientos durante el embarazo ya que podrían ocasionar daños al bebé. Consulta siempre a un médico antes de realizar ningún tratamiento estético durante el embarazo.

Déjanos un comentario