Entramos en la temporada del año más calurosa y deseamos hablarte de los cambios en la nutrición en verano, tanto la nutrición infantil, como la de los adultos.

La nutrición en los más pequeños debe adaptarse acorde a la estación del año en la que nos hallemos, como hacemos , los adultos. De ahí que sea interesante tomar en cuenta ciertas recomendaciones sobre los cambios en la nutrición de los niños durante el verano.

Si bien las necesidades alimentarias de los pequeños son exactamente las mismas en todas y cada una de las temporadas del año, los gustos y las apetencias van mudando en dependencia del tiempo que tengamos.

Por servirnos de un ejemplo, en verano, con el calor, la nutrición de todos y cada uno de los miembros de la familia acostumbra a ser más fresca, con comidas frías y ligeras.

A los propios adultos nos apetece menos en verano comernos un estofado, platos muy cargados de grasa que hacen la digestión más pesada, o bien un sopa caliente y nos apetecen mucho más tomar ensaladas y platos ligeros o fríos.

En esta temporada del año se aconseja tomar todo tipo de verduras crudas como tomates, zanahorias, guisantes, etc puesto que sostienen mejor sus nutrientes. Los hidratos de carbono como la pasta, las legumbres, las patatas y los arroces vienen realmente bien para realizar ensaladas con más aporte de calorías y nutrientes.

los refrescos y bebidas saludables no solo nos aportan hidratación sino también nutrientes y además sirven para  aliviarnos de las altas temperaturas del calor estival

La ingesta de líquidos aumenta sensiblemente en esta temporada del año puesto que perdemos mucho líquido a través del sudor. Es esencial aumentar la toma de líquidos, tomar mucha agua y en ocasiones refrescos azucarados para acrecentar la cantidad de minerales, como por ejemplos, zumos, refrescos, horchatas, granizados… etc aunque debemos vigilar en el caso de los niños que la ingesta de este tipo de bebidas (en ocasiones muy azucaradas) no supere los límites previstos, además de intentar evitar en la medida de lo posible que las tomen durante la noche ya que el azúcar hace puede alterar el sueño y el descanso de los niños.

 

Déjanos un comentario