Las preguntas sobre el sexo durante el embarazo son uno de los temas recurrentes durante esta etapa. Las preguntas más habituales suelen tener relación sobre si es beneficioso o no para la mujer, o si es perjudicial para el feto.

La respuesta es que mantener relaciones sexuales durante el embarazo es saludable, aunque hay que tener en cuenta una serie de recomendaciones.

Conforme se avanza en el embarazo, los cambios físicos y emocionales que sufren algunas mujeres hacen que algunas parejas pierdan las ganas de mantener relaciones sexuales. Otras sin embargo descubren en el embarazo un nuevo estado, un aliciente más, en la que la mujer siente un mayor deseo y placer dándole así a sus relaciones de un mayor interés.

 

Es habitual que el apetito sexual permanezca intacto durante el primer trimestre del embarazo, y en muchas ocasiones conforme la pareja se va haciendo a la idea de la nueva situación se aumenta el deseo. Es destacable señalar que existen distintos estudios en los que se indica que un 10 por ciento de las parejas no mantiene ningún tipo de relación sexual a partir de las doce semanas de embarazo.

¿Tiene riesgos practicar sexo durante el embarazo?

Mantener relaciones sexuales durante el embarazo tiene muchos beneficios, como por ejemplo mantener un buen tono muscular en los músculos de la pelvis de la mujer, lo que ayuda mucho en el parto. En los casos en los que se considere que el embarazo es de alto riesgo, están prohibidas las prácticas sexuales de penetración habituales, y se recomienda la masturbación como la mejor opción.

Cuando el embarazo no conlleva riesgo, es totalmente seguro y beneficioso practicar sexo con posiciones cómodas y seguras.

¿Qué beneficios tiene el sexo estando embarazada?

Las relaciones sexuales durante el embarazo son beneficiosas tanto para la mujer como para el bebé, por lo hablar de la relación de pareja. Recuerda que el sexo consiste en algo mas que la penetración. Existen un amplio abanico de posibilidades “extra”, como la masturbación, las caricias y masajes eróticos, los juegos…

Entre sus beneficios podemos señalar los siguientes:

  • Ayuda a fortalecer la relación afectiva y de unión emocional de la pareja, aumenta el afecto mutuo y la complicidad, además de la convivencia, lo que ayuda a la futura mamá a mejorar su autoestima y su tranquilidad, sentimientos que se trasladarán al bebé.
  • El sexo durante el embarazo resulta beneficioso para el feto, ya que aumenta el riego sanguíneo durante el coito y se mejor oxigenados. Además se generan endorfinas en el cuerpo de la mamá, que proporcionan una sensación de bienestar que se comparte con el bebé.
  • Las relaciones sexuales ayudan al parto; en el último trimestre del embarazo, las contracciones de la vagina producidas por el orgasmo preparan al cuerpo de la mujer para sobrellevar mejor el dolor.

El sexo alivia el dolor durante el parto

El dolor durante el parto es una de las cosas que más preocupa a las embarazadas, junto con el bienestar del bebé. Hacer el amor es una forma fantástica de aliviar los dolores del parto, ya que hace que se activen los receptores nerviosos del cerebro y el útero de la mujer, lo que contribuirá a calmar las molestias y dolores de las contracciones del parto.

Es normal que en las clases de preparación al parto en los países recomienden la práctica del sexo a las embarazadas, especialmente durante el último trimestre.

El embarazo es el afrodisíaco perfecto para algunos

El embarazo es un afrodisíaco para algunas parejas; los cambios que se producen en el cuerpo de la mujer son para algunos una buena motivación para aumentar la frecuencia habitual con las que se mantienen relaciones.

Ventajas del embarazo para las relaciones sexuales:

  • Aumento de la sensibilidad en los genitales femeninos, sobre todo en  los primeros meses de gestación.
  • Aumento del flujo vaginal, lo que mejora la lubricación y la sensibilidad.
  • El no tener que usar anticonceptivos convierte la relación en algo más relajado, al eliminar el temor a embarazos no deseados. Recuerda no obstante que el preservativo es el medio más eficaz contra las enfermedades de transmisión sexual.
  • Algunos cambios en el cuerpo de la mujer, como el aumento del tamaño de los pechos y las caderas provocan el aumento del deseo en el hombre.

Cómo practicar sexo durante el embarazo

La clave aquí es, lógicamente, ir cambiando las posiciones en las que se mantienen las relaciones para ir encontrando aquellas en las que os encontréis más a gusto. Como es normal, conforme va creciendo el vientre es más difícil encontrar una posición con la que os encontréis cómodas. El ejemplo más claro lo tenemos en la famosa postura del misionero, que no es nada recomendable más allá del primer trimestre.

Posiciones más recomendadas para el sexo durante el embarazo

Tener sexo durante el embarazo será más sencillo con las siguientes posiciones, aunque de cada pareja dependerá encontrar otras que se adapten a ellos y les sean cómodas y placenteras:

  • Jinete: La mujer se coloca sentada sobre el hombre, que puede sentarse en una silla o lugar que tenga la suficiente resistencia, o bien permanecer tumbado en la cama. Con esta postura no hay peso sobre el vientre materno y además es la mujer la que tiene el control sobre la penetración durante el acto.
  • De lado o a cuchara: El hombre y la mujer se ponen de lado, de cara a cara o con el hombre a la espalda. Puedes ayudarte poniéndote una almohada a la espalda para ayudarse a conseguir el ángulo perfecto para la penetración.
  • A cuatro patas: La mujer se coloca “a cuatro patas” sobre las manos y las rodillas, realizándose la penetración desde atrás.
posturas sexuales recomendadas durante el embarazo

Encuentra la postura en la que estéis más cómodos

Hay que tener ciertas precauciones: las penetraciones profundas pueden ser dolorosas para algunas mujeres

Recuerda siempre consultar a tu médico cualquier duda que tengas sobre éste u otros temas relacionados con tu embarazo. 

Déjanos un comentario