Envenenamiento de niños: Qué hacer en los primeros 5 minutos

Envenenamiento de niños: Qué hacer en los primeros 5 minutos

Cuando un niño tiene un accidente, los primeros 5 minutos son esenciales para lidiar con la emergencia. «En la Escuela de Salud», la revista online del Niño Jesús presentaba las reglas a seguir, en los primeros minutos y no sólo, en caso de accidentes graves (quemaduras, envenenamientos, etc.).

Los veremos juntos en una serie de artículos.

Envenenamiento de niños: Qué hacer en los primeros 5 minutos

Hablando de envenenamiento, el veneno viene inmediatamente a la mente. Para los niños el veneno puede ser cualquier detergente o sustancia tóxica con la que su cuerpo entre en contacto por inhalación (gases y sustancias tóxicas), ingestión (detergentes o drogas, plantas…) o contacto con las membranas mucosas.

En caso de envenenamiento, lo que hay que hacer en los primeros 5 minutos es no perder la calma: necesitarás toda tu lucidez para responder a las preguntas de los operadores.

Contacte con el Centro de Toxicología de su región. Por seguridad, aunque nunca lo necesites, guarda el número en tu teléfono móvil. En las emergencias siempre es bueno no perder los preciosos segundos.

El número de emergencias del Centro de Toxicología en España es el 954 37 12 33

Claramente, si su hijo está muy enfermo o la sustancia es altamente tóxica, contacte con 112 inmediatamente.

En este punto será importante responder a las preguntas que nos hagan y explicar bien al operador cuál es el estado del niño.

Las preguntas habituales son:

  • ¿Está despierto o inconsciente?
  • ¿Respira bien o con dificultad?
  • ¿De qué color es la piel?
  • ¿Tiene otros síntomas?

Entonces explique cómo ha estado en contacto con la sustancia dañina. En este punto se le pedirá otra información que tendrá que dar a los operadores: tendrá que decir si fue ingestión, inhalación o contacto y, en caso afirmativo, el nombre, la composición, la concentración y la cantidad de la sustancia tomada y los síntomas que presenta el niño (hinchazón, enrojecimiento, irritación…).

El Centro de toxicología evaluará las indicaciones que se darán, basándose en la sustancia y los efectos secundarios.

Si la sustancia no es peligrosa para el niño, no se requerirá ninguna investigación. De lo contrario, será dirigido a la 118. Recuerde llevar una muestra del producto ingerido por su hijo.

Envenenar a los niños: qué no hacer

    • En caso de ingestión: no le dé comida ni bebida al niño y no le provoque el vómito.
    • En caso de inhalación: como puede haber gas, no encienda llamas y no use electricidad (luces, campanas, etc.).
    • En caso de contacto con las membranas mucosas: no utilice productos distintos del agua para limpiar la zona afectada.

 

Share:

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies